Mucho se habla del negocio del BIM. Pero, ¿Para quién es un negocio?

Ya son conocidos los ahorros que la adopción temprana de BIM supone para una empresa constructora. Pero pensemos en aquel que contrata a la constructora: el propietario, cliente o comitente.

Aquel que financia la obra y la operará durante cierta cantidad de años (ya sea por propiedad o por concesión) tiene preocupación cierta por alcanzar un uso de BIM de alto rendimiento, esto es, poder contar con un modelo digital «gemelo» de la obra real («digital twin») que torne fácil la gestión preventivo y predictivo de las instalaciones.

 

Desde la concesión de una autopista, hasta el mantenimiento de oficinas corporativas o locales comerciales, BIM debe ser pensado desde la perspectiva del «facility management», que es la fase de la obra más extensa y donde (sin conciencia cierta) se eroga más dinero por parte de los dueños.

Te invitamos a este webinar para saber más del tema.

15 de diciembre 10hs

Speaker: Arq. Silvia Szuchman

 

Anotate

Publicado el 27 noviembre, 2020

Deja una respuesta