¿POR QUÉ SER SOCIO DE LA CÁMARA?

Formas de Pago

FORMAS DE PAGO

Los cursos y talleres pueden abonarse de dos modos: a) personalmente en las oficinas de la Cámara; b) directamente online, a través de una plataforma digital de cobranza.

Entre ambas, preferimos la opción online, ya que es segura, rápida y fácil.
A continuación, presentamos las diferencias de cada una:

Pago online
Se realiza a través de la plataforma DineroMail. El usuario debe crear una cuenta personal (o empresarial) en la plataforma (esta cuenta puede usarse para varios cursos).
Puede abonarse a través de tres medios.
a) Efectivo mediante Rapipago o Pagofácil: el sistema imprime un comprobante que puede ser leído por las cajas de cobro de dichas empresas.
b) Transferencia bancaria: se paga a través de fondos en su caja de ahorro.
c) Tarjeta de crédito: puede realizarse en cuotas (el interés lo decide DineroMail).
 

Una vez elegida alguna de las opciones, en 24-48 horas (dependiendo el sistema) se acredita el pago del curso.
La Cámara realizará recibo de pago por estas transacciones.


Pago personal en las oficinas de la Cámara
En nuestras oficinas solamente puede abonarse mediante dos medios:
a) efectivo
b) cheque a cero y treinta días.

 

Se señala que la Cámara se encuentra exceptuada de ser pasible de percepción y/o retención en el:

1. Impuesto a las Ganancias, por aplicación de la exención establecida en inciso f) del artículo 20 de la Ley 20628 (Ley de Impuestos a las Ganancias).
2. Impuesto al Valor Agregado, por aplicación de la exención establecida en el punto 6) inciso h) del artículo 7 de la Ley 23.349 (Ley del Impuesto al Valor Agregado).
3. Impuesto sobre los ingresos brutos (Ciudad de Buenos Aires), por estar comprendida por la Resolución (DGR) 713/04 (Alícuota 0).

Asimismo, se informa que, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso k) del apartado “A” del Anexo I de la Resolución General (AFIP) 1415, las entidades comprendidas en ciertos incisos de la ley del Impuesto a las Ganancias, se encuentran exceptuadas de emitir facturas. La Cámara está incluida en uno de esos incisos. Esta exclusión se debe a que la Cámara, como esas empresas, está exenta tanto en el impuesto a las ganancias como en el impuesto al valor agregado. En conclusión, no existe la obligación para la Cámara de emitir facturas, de acuerdo a las normas de la AFIP. La Cámara Argentina de la Construcción remite, entonces, un comprobante, a efectos de facilitar su administración y la de sus asociados y proveedores o clientes, sin incurrir por el